Establecimiento de Relaciones

Índice del artículo

En 1862 se firma, en Roma, el Concordato entre el papa Pio IX y el entonces presidente de la República de El Salvador, capitán general Gerardo Barrios. Dicho documento marca el inicio de las relaciones diplomáticas entre la Sede Apostólica y el Estado salvadoreño.

El tratado fue ratificado en San Salvador el 1 de junio de ese mismo año, mientras que en la ciudad italiana se ratificó el 1 de junio de 1863.

Similares concordatos se firmaron con el resto de Repúblicas centroamericanas: con Guatemala y Costa Rica, en 1852; con Honduras y Nicaragua en 1861.

En 1875, El Salvador tomó la decisión de abrogar, de forma unilateral, el Concordato de 1862, luego de fallar en su intento de modificar varios artículos del documento suscrito 13 años atrás; lo que significó la ruptura de relaciones diplomáticas entre la Santa Sede y nuestro país. Estas fueron restablecidas en 1880.