Viernes, 07 Abril 2017 21:23

Conmemoran en Roma la vida y obra de Monseñor Romero

Valora este artículo
(0 votos)

 

La Embajada de El Salvador ante la Santa Sede organizó tres actividades litúrgicas en conmemoración del 37 aniversario de la muerte martirial del beato salvadoreño Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez.

La primera eucaristía se llevó a cabo el jueves23 de marzo, en la Basílica de SantaMaría in Trastevere, la cual fue presidida por el arzobispo de San Salvador, Monseñor José Luis Escobar Alas, y por Monseñor Vincezo Paglia, presidente de la Pontificia Academia Pro Vita y Postulador de la Causa de Canonización del beato salvadoreño.

En la ceremonia, durante la procesión de ingreso,  se portó el último misal con el que Monseñor Romero oficio un acto religioso. Dicha reliquia fue prestada por la Basílica de “San Bartolomeo all’Isola”, dedicada a los mártires del siglo XX, donde permanece expuesto a la feligresía.

A la misa asistieron embajadores acreditados ante la Santa Sede, así como miembros de la Curia Romana, representantes de universidades pontificias, creyentes y miembros de la comunidad salvadoreña residente en dicha ciudad e invitados especiales.

El24 de marzose llevó a cabo otra eucaristía, en la iglesia de Santa Lucia, la cual fue organizada por los religiosos de El Salvador residentes en Roma, quienes fueron acompañados por varios sacerdotes de diferentes nacionalidades, además de la Conferencia Episcopal salvadoreña.

En esta ocasión, la homilía fue pronunciada por Monseñor Gregorio Rosa Chávez, obispo auxiliar de San Salvador, quien ofreció detalles sobre la vida del beato, su martirio y el proceso de canonización.

Finalmente, el domingo 26 del mismo mes, se realizó la celebración eucarística con la comunidad latinoamericana que se congrega en la Iglesia de SantaMaría de la Luce, fundada en el siglo IV y ubicada en el centro histórico de Roma. La eucaristía fue presidida por los sacerdotes Luis Olivos, y Franco Mazzone, acompañados por religiosos de diferentes nacionalidades.

Esta iglesia está asignada a los sacerdotes escalabrinianos, quienes tienen por misión acoger a los migrantes para proporcionarles, además del acompañamiento espiritual, la enseñanza de la lengua y algunos oficios para que puedan integrarse de una mejor manera en la sociedad, en este caso, italiana.

Al final de la misa, hubo palabras del embajador ante la Santa Sede, Manuel López, y de la encargada de Negocios de la Embajada de El Salvador ante Italia, Maria Abelina Torres, quienes compartieron detalles del legado del guía espiritual de los salvadoreños, y agradecieron a la comunidad de los países de Latinoamérica por mantener vivo el recuerdo del beato.

 

Visto 324 veces Modificado por última vez en Martes, 18 Abril 2017 17:05